¿Lavarse las manos con agua y jabón excluye la sarna?

excluye de la sarna

La sarna es una enfermedad que afecta a más de 200 millones de personas en el mundo. En este momento es considerada como una de las enfermedades con una actuación negligente o una enfermedad global olvidada. Afecta a personas de cualquier condición social y edad

¿Cuál es su agente productor y cómo se transmite?

Se producida por el ácaro Sarcoptes scabiei var hominis, parásito que vive en la piel. La hembra después de aparearse hace una madriguera donde deposita los huevos, 2-3 diarios y pueden llegar a poner 180 huevos durante su vida. De estos se cree que sólo un 10% sobreviven. Parasitando al hombre puede vivir entre 30-60 días. El ácaro es resistente al jabón y al alcohol, pero con el baño se pueden eliminar de forma mecánica la mayor parte de los huevos de la piel. No sobrevive, fuera de la piel, más de 3-4 días a temperatura ambiente y con una humedad entre 40-80%, y no lo hace a temperaturas de 50ºC durante 10 minutos. Existen otras variedades de Sarcoptes de reservorio animal, como el gato o el perro, pero no se multiplica al hombre ni se transmite entre humanos.

La transmisión del ácaro puede ser directo entre personas. Hay un contacto directo piel a piel y de forma prolongada. El amuntagament de personas en un hogar y la convivencia favorecen los contagios. O también se puede transmitir por contagio indirecto, mediante ropa de vestir, ropa de cama o toallas contaminadas recientemente o desde el mobiliario. Hay que tener presente que las prendas son potencialmente contagiosas hasta que hayan pasado 7 días del contacto o bien se hayan tratado. El contagio indirecto se producirá también cuando sea prolongado el contacto.

La transmisión desde la persona se hace desde el primer momento que tiene el parásito hasta que se elimina, mediante el tratamiento de él y su ropa. En adolescentes y adultos, las relaciones sexuales pueden favorecer el contagio.

La sintomatología en los primeros episodios de contagio no suele aparecer hasta pasadas 2-6 semanas de periodo de incubación. Desde el punto de vista epidemiológico esto hace que, durante un período de tiempo, haya personas transmiten la sarna sin que piensen que lo hacen, ya que no tienen ningún síntoma.

¿Cuáles son sus manifestaciones clínicas?

El picor, importante y generalizada, predominantemente por la noche y con repercusiones en la calidad de vida, es la principal. Al niño, a diferencia del adulto, también puede tener en la cara y el cuero cabelludo. Aparece después de aquellas 2-6 semanas que antes decíamos de incubación.

Las lesiones cutáneas son polimorfas y al niño pueden afectar cualquier parte del cuerpo. Pocas veces tienen una sola localización. En el adulto, cara y cuero cabelludo son lugares infrecuentes. Los trayectos lineales o serpinginosos son característicos de los túneles, que los ácaros han hecho por debajo de la piel. El èczematització y las lesiones por rascado, estas últimas favorecen las sobreinfecciones por bacterias, son un acompañante que a veces dificultan el diagnóstico. Las uñas pueden también ser afectadas y hay quien opina que pueden ser vehículo de autotransmissió o de reservorio.

En las personas inmunodeprimidas y entre personas mayores se presenta la llamada forma Noruega, más contagiosa por su mayor abundancia de ácaros, rica en descamación y costras, mayor contagiosidad a través de su ropa y con posibilidad de ausencia de picor.

Qué tener presente del tratamiento al paciente o contactos?

Esta es una de la enfermedades en las que para tener éxito, tenemos que actuar al mismo tiempo sobre el agente, el huésped y el entorno o contactos. En el caso de estos últimos aunque estén sin síntomas.

En la actualidad el tratamiento de referencia sigue siendo el tópico, aunque para pacientes con mala tolerancia al mismo, heridas o con poca adherencia se puede hacer oral. Tópicamente la permetrina en crema al 5% es lo que se considera de primera elección. Hay también otras cremas con benzoato de bencilo o azufre precipitado que en manos de dermatólogos pueden aplicarse.

Hay que ser muy cuidadoso con la aplicación de la medicación. Se debe hacer por la noche con la piel limpia y seca. Antes de empezar hay que cortar uñas y lavar cuerpo con agua y jabón. La aplicación de la crema en los niños, inmunodeprimidos y personas mayores se hará de pies a cabeza y en los adultos de cuello a pies. Importante que en los pliegos de todo el cuerpo se aplique con detenimiento. En los lactantes se puede poner guantes y calcetines para evitar que se xumin los dedos. Los adolescentes o adultos que s’autoapliquen la crema no se deben lavar las manos después de hacerlo. Después de 8-14 horas, nuevo lavado con agua tibia o fría. A partir de este momento ropa limpia, tanto en el cuerpo como en las camas o las toallas. Hay que repetir nueva aplicación de medicación, con todo el mismo procedimiento, al cabo de 7 días.

Se ha comentado un posible tratamiento oral. Se hace con ivermectina también en dos administraciones separadas por 7 días. No está indicado en niños con peso <15 kg, embarazadas o madres que amamantan.

Para el huésped y su picor se pueden dar antihistamínicos orales. El picor puede durar hasta 4-6 semanas después del tratamiento tópico u oral, sin que sea motivo de preocupación de mala respuesta o evolución. Habitualmente merma en 2 días, pero se mantiene atenuado, dado que se trata de una reacción de hipersensibilidad. Puede estar recomendado aplicar cremas hidratantes.

A los contactos estrechos y convivientes durante el mes anterior al inicio de los síntomas hay que hacer la misma aplicación y en un margen no superior de 24 horas.

Se debe mantener aislamiento personal hasta después del baño a las 8-14 horas de la aplicación de la permetrina o en el caso de tratamiento oral con ivermectina 24 horas. Cuando hay un brote escolar debe mantener el aislamiento hasta 7 días, es decir hasta la segunda aplicación o dosis.

Se habla de resistencias a la permetrina. Existen en los animales, no están confirmadas en humanos. Los fracasos de tratamiento suelen ser más bien por una aplicación inadecuada, mala adherencia o seguimiento incorrecto de las normas a actuar con la ropa y objetos, inadecuación de actuación con los contactos, contacto continuo con personas infestadas no tratadas o incluso puede haber sido un diagnóstico erróneo. Es importante poder hacer una visita médica al cabo de 2-4 semanas de finalizar el tratamiento para evaluar la situación clínica.

Como se debe hacer el tratamiento de la ropa y los objetos en contacto?

Se ha dicho al inicio la potencial contagiosidad de ropa durante 7 días y que después de la aplicación de la crema tratamiento hay que llevar ropa limpia. Esto conlleva tratamiento de ropa y objetos utilizados hasta ese momento.

Hay que actuar en la ropa de vestir, toallas, sábanas, almohadas, servilletas, baberos, etc. Para evitar una reinfección. Se debe hacer con todo el material que haya estado en contacto con el paciente durante los 5 días antes del tratamiento y la empleada durante los 7 días de intervalo con las aplicaciones. Hay que pensar que tapizados, alfombras, sofá, etc.

Tratamiento de ropa que puede ir a lavadora: agua caliente a 60ºC durante 10 minutos o secado caliente 20 minutos.

Tratamiento de ropa que no puede ir a lavadora: mantenerla 5 horas a -15ºC en el congelador o cerrar en una bolsa de plástico durante un mínimo de 7 días

Tratamiento de muebles, tapizados, sofá, etc. Insecticida y aspiradora y después cobertura con plástico que diariamente se limpiará con lejía. En zonas de mobiliario llevar lejía y limpieza con vapor

Después de leer estas líneas podemos concluir que el agua y jabón no son suficientes.

Artículos recientes

Volvemos al colegio

Recuerde, los / las que está leyendo este escrito, los nervios de días antes de comenzar el curso y el … Leer más