Fisioterapia respiratoria infantil

¿Qué es la fisioterapia respiratoria?

La fisioterapia desde el punto de vista etimológico es la ciencia de la salud que utiliza medios físicos (ya sean naturales o artificiales) con el objetivo de mejorar, mantener o recuperar el estado de salud de un individuo.
Por tanto, la fisioterapia respiratoria infantil es el conjunto de técnicas y/o uso de medios físicos que se realizan en situaciones de patología o disfunción del sistema respiratorio en los pacientes pediátricos.


¿Cuáles son sus objetivos?

Los principales objetivos de la fisioterapia son la eliminación de mucosidades y la mejora del paso del aire a través de la vía respiratoria, para así mejorar el funcionamiento de la misma y mejorar la calidad de vida del usuario.


¿Quién la puede necesitar? ¿Cuándo está indicado realizarla?

Son muchos los pacientes que pueden tener indicado realizar fisioterapia respiratoria, entre otros, están los pacientes que:

  • Tienen dificultad para eliminar la mucosidad de forma autónoma.
    – Muestran una dificultad para mantener la saturación (o nivel en sangre) de O2.
  • No pueden llevar aire a toda la vía aérea, ya sea por mucosidad, o ya sea por un estrechamiento del paso de la vía aérea.
  • Presenten irritación en la vía aérea, la cual puede provocar tos no productiva o irritativa.
  • Realizan un patrón de respiración que muestra un gran esfuerzo, por ejemplo: tiraje costal, aleteo nasal, necesidad de estar incorporado para facilitar la ventilación, etc.


¿Qué beneficios tiene?

El paciente obtiene diversos beneficios tras someterse a la fisioterapia respiratoria :

  • Una disminución del esfuerzo del patrón respiratorio, lo que implica una mayor tolerancia al esfuerzo y un mejor descanso.
    – Mejor saturación de O2 con menos esfuerzo en dicho patrón de respiración.
  • Mayor capacidad para eliminar la mucosidad de manera autónoma.
    – Aliviar la irritación de la vía aérea y disminuir el número de “ataques” de tos irritativa.
  • Mejor alimentación, al liberar la vía aérea superior (sobre todo las fosas nasales) el paciente puede respirar usando su nariz mientras tiene el bolo alimenticio en la boca.
  • Mejorar el uso de la medicación inhalada, ya que, al mejorar el paso del aire, se puede favorecer que la medicación llegue a más áreas de los pulmones para tener más efecto.
  • Reduce las posibilidades de recaída.
  • Reduce la necesidad de medicamentos, sobre todo de rescate.
  • Da herramientas a pacientes colaboradores y padres para aplicar en el día a día.

¿Cómo se realiza? ¿Qué técnicas se utilizan?

Durante una sesión de fisioterapia Respiratoria se utilizan diversas técnicas o recursos físicos:

  •  Terapia manual: en la cual se usan las manos del terapeuta, se puede utilizar tanto en niños grandes y colaboradores, como en bebes o pacientes que tienen dificultad para seguir instrucciones. Se emplean con diversos objetivos.
    • Cambiar el flujo respiratorio del paciente.
    • Favorecer la movilización de las secreciones hacía la salida de las vías aéreas inferiores.
    • Favorecer el paso del aire por toda la vía aérea.
    • Provocar el reflejo la tos en aquellos casos que el paciente no es capaz de toser espontáneamente.
  • Nebulizaciones: esta herramienta produce una suspensión liquida en aire que produce un vapor, el líquido habitualmente es suero fisiológico. Produce un alivio de las irritaciones de la vía aérea y cambia la densidad de la mucosidad, lo cual puede mejorar la posterior eliminación.
  • Ejercicios dirigidos: Son ejercicios que se realizan en un paciente que pueda colaborar de forma activa durante la sesión. Buscan la variación del flujo del aire que el paciente inhala y exhala, variando la velocidad y el volumen de aire. Estos tienen los objetivos de movilizar las secreciones, mejorar el paso del aire, mejorar la fuerza de la musculatura implicada en la respiración y de dar herramientas en el día a día para mejorar la calidad de vida.
  • Uso de lavados nasales: se utilizan para eliminar la mucosidad en las fosas nasales, se realiza con suero fisiológico.

¿Qué se hace durante una sesión?

  • Primero se realiza una exploración inicial, que consta de:
    o Observar al niño y su patrón de respiración.
    • Buscar la presencia de moco en las fosas nasales y boca.
    • Auscultar para detectar sonidos que puedan indicar presencia de mucosidad, o bien una dificultad del paso del aire.
    • Observar si el paciente tose espontáneamente y que tipo de tos presenta.
    • Preguntar a los familiares sobre la alimentación, el descanso, sobre las deposiciones, sobre el nivel de actividad del día a día, sobre la tos (en caso de no aparecer espontáneamente), etc.
  • Seguidamente se procede a realizar el conjunto de técnicas para la situación que ha detectado en la exploración. Dependiendo del niño será una sesión más pasiva o más participativa en cuanto a la colaboración, en el caso de los más pequeños las sesiones son pasivas y sin necesidad de colaboración.
  • Finalizado el conjunto de técnicas para dicha sesión, se volverá a realizar una exploración igual a la “inicial”.
  • Por último, en función de cómo ha sido el transcurso de la sesión, se propondrá un seguimiento en función de la situación particular de cada caso y se darán herramientas o pautas a las familias para poderlas aplicar en casa.

Artículos recientes

prevención

Vacaciones

Después de más de un año, duro de llevar para todo el mundo a causa de la pandemia por Coronavirus-19, … Leer más

Anemia en la infancia

Llamamos anemia al hecho de tener poca masa eritrocitaria, es decir pocos glóbulos rojos sanos en la sangre o glóbulos … Leer más