Recogida, transporte y conservación de muestras de orina y heces para el estudio microbiológico y parasitario

Una muestra mal recogida no sólo puede resultar una recolección fallida del microorganismo o parásito responsable de la enfermedad, sino que también puede conducir a un diagnóstico y una terapia equivocada, si el tratamiento es indicado a un microorganismo no responsable de enfermedades.

Para tomar las muestras es preciso utilizar recipientes estériles de boca ancha y con tapa hermética donde pueda leerse claramente el nombre del paciente, la fecha y la hora de recogida de la muestra.

Es importante, siempre y cuando sea posible, obtener las muestras antes de la administración de antibióticos.

La muestra, una vez recogida, se tiene que transportar al laboratorio en un tiempo no superior a 2 horas tras su emisión. Cuando no sea posible el transporte dentro de este intervalo de tiempo la muestra se tiene que refrigerar a 4 º C .

 

Muestras de orina

La muestra de orina óptima es la de la primera micción de la mañana, ya que permite la multiplicación de las bacterias durante la noche.

Normas de recogida:

Para evitar al máximo la contaminación de la orina por la flora comensal normal de la uretra se tienen que limpiar bien los genitales y permitir que la primera parte de la micción elimine, por mecanismo de arrastre, la flora uretral.
El recipiente estéril donde es preciso recoger la muestra de orina no tiene que ponerse en contacto con las piernas, vulva o ropa del paciente. El recipiente ha de estar cerrado y solo se abrirá en el momento de recoger la orina, evitando que los dedos toquen los bordes del recipiente o su superficie interior.

Observaciones:

· No son válidas las muestras de orina contaminadas con excrementos.
· Siempre y cuando sea posible, evitar refrigerar la muestra de orina.
· Recoger la muestra de orina antes de la administración de antibióticos.

Niñas:

· Quitar la ropa interior.
· Lavar las manos con agua y jabón, enjuagarlas y secarlas con una toalla limpia.
· Separar los labios mayores y menores y con una gasa con jabón neutro lavar la vulva, de delante hacia atrás unas cuatro veces, utilizando cada vez una gasa nueva. Seguidamente enjuagar con agua para eliminar los restos de jabón.
· Orinar una pequeña cantidad (20 – 25 ml.) sin recoger y el resto de orina recogerla en un recipiente estéril de boca ancha con tapa hermética.

Niños:

· Quitar la ropa interior.
· Lavar las manos con agua y jabón, enjuagarlas y secarlas con una toalla limpia.
· Retraer por completo el prepucio y, con una gasa con jabón neutro, lavar el glande y enjuagar con agua para eliminar los restos de jabón.
· Orinar una pequeña cantidad (20 – 25 ml.) sin recoger y el resto de orina recogerla en un recipiente estéril de boca ancha con tapa hermética.

Niños con pañales:

La orina se tiene que recoger en recolectores o bolsos estériles especialmente diseñadas para ellos y ellas.
· Lavar con cuidado los genitales y área perianal del mismo modo como se explica para los niños que no llevan pañales.
· Colocar la bolsa de plástico estéril con la máxima asepsia posible.
· Vigilar la bolsa y cuando el niño ya haya orinado ( volumen mínimo de 10 ml.) retirarla. Sellando con cuidado la apertura para evitar contaminaciones y transportarla al laboratorio para su procesamiento.
· Si la micción no se ha realizado en 30 minutos, repetir la operación de lavado colocando una nueva bolsa.

Muestras de excrementos

Normas de recogida:

Para recoger las muestras de excrementos es necesario un recipiente tipo orinal, no es preciso que sea estéril pero sí limpio, sin restos de jabón, detergentes, desinfectantes o iones metálicos. 

Recoger con una espátula limpia o una cucharilla de plástico de un solo uso una cantidad aproximada de 1 o 2 gr. de excrementos, formados o pastosos, del recipiente donde han sido emitidas y transferirlas a un recipiente de boca ancha estéril y con tapa hermética para transportarlas al laboratorio. Es importante seleccionar las zonas donde hay sangre, moco o pus.

Si la muestra de excrementos es líquida, recoger aproximadamente 10 ml.

Para la detección de huevos y parásitos intestinales es adecuado obtener una muestra de excrementos diaria hasta un total de 3 muestras, para aumentar así la probabilidad de conseguir parásitos en las muestras.

Observaciones:

· No son válidas las muestras de excrementos contaminadas con orina.
· Recoger la muestra de excrementos antes de la administración de antibióticos, agentes antidiarreicos o laxantes.
· No utilizar papel higiénico para recoger las muestras de excrementos ya que acostumbra tener sales de Bario que inhiben el crecimiento de algunas bacterias enteropatógenas.
· Recoger las muestras de excrementos de los niños con pañales lo más rápido posible y evitar recoger las que estén en contacto directo con el pañal.

 

Revisión y actualización Junio 2012