¿Cuál es el papel del juego de los 0 a los 2 años?

En esta etapa, conocida como la primera infancia, cada niño o niña desarrollará múltiples habilidades, desde motoras como reptar, gatear o caminar, hasta comunicacionales como la risa, sus primeras sílabas e incluso sus primeras palabras y frases. Pero cada uno/a tendrá su propio ritmo y trayectoria. Esta última dependerá de la relación con sus padres o cuidador primario, el ambiente que lo rodea, la interacción entre ambos y los estímulos a los cuales esté expuesto.

Pero ¿cómo podemos favorecer el desarrollo de nuestro bebé?

Los juguetes educativos son una gran ayuda. Eso sí, no todos sirven y no es necesario tener muchos. Basta con tener pocos, de calidad y con un gran sentido de aprendizaje. A continuación, os vamos a recomendar juguetes adecuados para los más pequeños de casa.

De los 0 a los 6 meses

Empezamos con la primera etapa que abarca de los 0 a los 6 meses aproximadamente, la cual se llama etapa sensoriomotriz. Los bebés exploran y conocen su entorno a través del movimiento y de los sentidos. Durante estos meses hay grandes cambios mes a mes ya que se produce un gran desarrollo cognitivo. Recomiendo para esta etapa juguetes que se puedan tocar, coger fácilmente y que se puedan chupar. Son adecuados los tubos sensoriales blanditos y con muchas texturas para explorar, las pelotas Montessori que facilitan el agarre, los palos de lluvia para la estimulación auditiva y visual y los mordedores que se puedan limpiar fácilmente y sean fáciles de coger también.

De izquierda a derecha. 1. Tubo sensorial de Ludi. 2. Pelota Montessori de Doudou et Compagnie. 3. Palo de lluvia de Djeco. 4. Mordedor de Djeco

             

De los 7 a los 12 meses

De los 7 a los 12 meses, el bebé ya empieza a hacer torres, a meter cosas dentro de otras y muchos ya empiezan a gatear. Los bloques de construcción son
ideales para satisfacer estas necesidades que presentan, pues les permite construir y destruir torres al mismo tiempo que se va trabajando el equilibrio y el concepto de pequeño-grande. Topanifarm de Djeco es un juguete estrella para esta etapa del desarrollo ya que cumple con todos los requisitos de aprendizaje.

Topanifarm. Cubos apilables de Djeco.

De los 13 a los 18 meses

De los 13 a los 18 meses, el bebé ya intenta ponerse de pie agarrándose a los muebles y superficies. Algunos ya empiezan a andar e incluso a dar sus primeros saltos. El control de agarre ya lo dominan, se mueven mucho y piden acción. En esta etapa son muy recomendables los triciclos, los encajables y los
juegos de apilar

De izquierda a derecha: 1. Tricilo de Djeco. 2. Encajable de tamaños con botón de Djeco. 3. Juego de apilamiento de Djeco.

            

 

De los 19 a los 24 meses

Finalmente, en la última etapa antes de cumplir los dos años, la etapa de los 19 a los 24 meses, se conoce como la etapa preoperacional en la que se empieza a desarrollar el juego simbólico. Los niños y las niñas aprenden sobre todo mediante la imitación y son muy recomendables los juguetes que la favorecen: cocinitas, muñecos, casitas con animalitos, etc.

De izquierda a derecha: 1. La cocina de Leo de Djeco. 2. Muñeca de la colección Pomea de Djeco. 3. Casa con animales de Djeco.

             

Como hemos visto, el papel del juego es importante desde los primeros meses de vida, eso no quiere decir que sea imprescindible para un buen desarrollo del bebé, pero sí muy recomendable.

Está demostrado que los niños necesitan jugar y el juego siempre lleva implícito el aprendizaje. No obstante, pasar el máximo de tiempo posible con sus padres o referentes es lo que realmente quieren y necesitan. Si combinamos esto con juguetes educativos de calidad, ¡el resultado final será un éxito!

 

Jèssica Poch. Profesora y psicopedagoga. (Top Toys)

María Jesús Laví. Profesora y psicopedagoga. (Braintoys)