¿Por qué jugar es importante?

Blog HM Nens

El juego es una actividad natural, voluntaria y adaptativa propia del ser humano y de los animales desarrollados. Engloba una variedad de conductas a nivel físico, psicológico y social, permitiéndonos comprender el mundo, asimilarlo y actuar en él. 

Existen múltiples definiciones y teorías que hablan del juego. María Montessori (1870-1952), la pedagoga más influyente del siglo XX y la impulsora del famoso método Montessori, sostenía que los niños aprenden a través del juego ya que es la mejor estrategia de aprendizaje que existe. Otra de las pedagogías más importantes, la Waldorf, creada por Rudolf Steiner (1861-1925), también es gran defensora del juego. En esta metodología, el hincapié se hace en que el juego libre es visto como una gran herramienta para fomentar la creatividad y la imaginación.

La importancia del juego radica en una serie de características que hacen de esta actividad la principal forma que tenemos, no solo los niños, si no todas las personas, de vincularnos con nuestra cultura, con el entorno y con otros individuos. Algunas de estas características son: 

  1.  El juego es un fin en sí mismo, no tiene una finalidad más que el placer. Es una actividad que produce bienestar y entretenimiento en todas las etapas de la vida. Johan Huizinga (1954) considera que el juego se realiza de modo desinteresado, sin buscar otra finalidad más que la alegría de hacer algo diferente y transformar la realidad en algo que deseamos. 
  2. Es voluntario y libre. Se considera que el elemento específico del juego es la libertad porque no tiene reglas predeterminadas ni límites, da espacio al mundo imaginario y es espontáneo. 
  3. Es activo, exige mentes pensantes que le den forma al juego, un motor que puede ser el pensamiento, la creatividad, la exploración, la imitación, etc.
  4. Es universal, existe en todas las culturas y en todas las épocas. Las personas pueden vincularse desde el juego con cualquier individuo sin importar el lenguaje oral, permitiendo la interacción y comunicación con otros.  
  5. Es innato, no es necesario enseñar a jugar, ya que es la forma natural de explorar el mundo. Cualquier actividad u objeto puede convertirse en juego en las manos de una persona.
  6. Es la actividad más importante durante la infancia porque permite el desarrollo corporal, mental y emocional del niño/a.  
  7. Es una forma de expresión. El niño/a puede expresar lo que piensa y lo que siente a través del juego, siendo este una herramienta para descubrirse a sí mismo.  

Con estas características se entiende que el juego es esencial en la vida del ser humano y que es una instancia de ocio y entretenimiento necesaria para el desarrollo humano. ¡Razones hay muchas para darle al juego el rol protagónico tan necesario para el desarrollo humano!

Existen muchas preguntas que nos hacemos los padres a la hora de jugar con nuestros hijos/as y también al momento de escoger los juegos que tenemos en el hogar, los regalos que hacemos, entre otros. Aquí te entregamos algunas respuestas:

¿Se necesitan juguetes para jugar?

En principio la respuesta es no porque la mente activa permite inventar, crear e ingeniar sin necesidad de objetos específicos. Pero sí existen materiales que estimulan el juego, sin limitar la creatividad y priorizando que el niño o niña sea el motor, ¿cuáles? Aquellos que permiten el juego libre y que no funcionan por sí solos, requieren de una persona activa. 

¿Cómo acompañar a los niños/as a la hora de jugar?

Los padres deben acompañar a los niños y niñas desde sus primeros meses de vida para que, poco a poco, vayan descubriéndose y desarrollando sus habilidades con la ayuda de juguetes educativos adecuados a su edad y seguros para ellos. Cuando crecen, es necesario permitir que los niños asuman riesgos mientras juegan y exploran, aprendan a ganar, a perder, a llegar a acuerdos y tomar decisiones. Todo esto contribuirá a su aprendizaje.

¿Puedo favorecer el desarrollo de habilidades a través de juegos?

Claro que sí. Existen muchos juegos que están diseñados, teniendo en cuenta la edad mínima, para que el niño desarrolle ciertas habilidades sin darse cuenta de que lo está haciendo es aprender mientras juega. Se puede favorecer el desarrollo de habilidades cognitivas (memoria, atención, agudeza visual), sociales (estimulación del habla, relaciones intra e interpersonales) y motoras entre las cuales destacan las funciones ejecutivas (planificación, toma de decisiones, entre otros.).

Por eso la invitación de hoy es a jugar. Jugar con nuestra familia, amigos, con nuestros niños y niñas y no dejar de hacerlo en ningún momento de la adultez. “Porque todos los aprendizajes más importantes de la vida se hacen jugando”. (Francesco Tonucci)

Jèssica Poch. Profesora y psicopedagoga.  (Top Toys)
María Jesús Lavín. Profesora y psicopedagoga. (Braintoys)
Artículo Revisado y validado por el Dr. Javier Massaguer. Dirección médica HM Nens.