Atención Psicosocial

La pobreza expone a los niños a numerosos factores de riesgo que comprometen su calidad de vida y funcionamiento psicológico. La evidencia empírica indica mayor fragilidad emocional, menor desempeño intelectual y peor ejecución académica en niños que se desarrollan en situación de pobreza extrema.

Hay un gran número de menores que en lugar de jugar deben trabajar, muchas veces a expensas de su propia salud y dignidad. Hay otros tantos para los que las actividades lúdicas están restringidas debido a enfermedades que los obligan a ocupar la cama de un hospital. Hay niños que no crecen en hogares cálidos, sino que provienen de familias fragmentadas con historias de abuso y alcoholismo. Y muchos otros que viven sumidos en la más extrema soledad.

La Fundación Hospital de Nens tiene en cuenta que la salud emocional de los niños se ve disminuida en comparación a otros, y que la atención a estas patologías no está contempladas en su extensión e intensidad por la salud pública de nuestro entorno. Por eso, ha creído de forma prioritaria e importante dar respuesta a este tipo de problemas. Y, en especial, dar prioridad a aquellos casos cuyas familias desfavorecidas, o en situación de exclusión social, no disponen de los recursos económicos necesarios para hacer frente a tratamientos privados.

Con 150€ colaboramos en la valoración psicológica con batería de test para un niño en riesgo de exclusión.

 

 

Otros proyectos